Top
10 viajes fáciles de un día que puedes hacer desde Praga

10 viajes fáciles de un día que puedes hacer desde Praga

Aunque Praga ofrece numerosos puntos de interés y actividades para mantener a los visitantes entretenidos, es imperativo que un viaje a esta ciudad incluya explorar la zona circundante. Desde encantadores pueblos hasta pintorescos poblados, desde antiguos castillos hasta cervecerías locales, la región ofrece una amplia variedad de opciones para descubrir en un corto trayecto desde la capital. Por lo tanto, no olvides planificar un tiempo para escaparte y disfrutar de estas maravillosas excursiones de un día desde Praga.

 

Excursiones de un día desde Praga

1º Český Krumlov

Aunque es recomendable dedicar más que un solo día, la visita a la histórica ciudad de Český Krumlov es imperativa al explorar la República Checa. Si tu estancia se limita a Praga, asegúrate de programar una excursión para explorar el castillo y callejuelas adoquinadas.

El complejo del castillo, con sus techos de tonalidades naranjas, ostenta el estatus de Patrimonio de la UNESCO y destaca por su pintoresquismo. Deambula por el casco antiguo para apreciar la arquitectura renacentista y barroca. La ciudad ofrece una rica oferta de restaurantes checos y es conocida por ser un animado punto de encuentro para mochileros durante la noche.

 

2º Kutná Hora

Kutná Hora es un destino de fácil y rápido acceso desde Praga. A apenas una hora en tren y por un costo aproximado de 100 coronas checas por trayecto, llegarás a esta antigua ciudad minera de plata, también designada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La Iglesia de Santa Bárbara alberga pinturas únicas y hermosas, mientras que el escalofriante Osario de Sedlec es una iglesia adornada con cráneos humanos. Si dispones de tiempo, el Museo Checo de la Plata también es una opción, donde podrás explorar antiguas minas subterráneas.

10 viajes fáciles de un día que puedes hacer desde Praga

 

3º Castillo de Karlstejn

El Castillo de Karlstejn es uno de los destinos más fotografiados en la República Checa. Desde la estación principal de Praga, puedes tomar un tren directo a la ciudad de Karlstejn, un trayecto que dura aproximadamente 40 minutos. También puedes optar por un tour desde Praga que incluye un guía, una excelente elección si deseas aprender más sobre la historia de la ciudad y sus antiguos habitantes. Solo asegúrate de no planificar la visita un lunes, ya que el castillo está cerrado al público.

El castillo cuenta con dos áreas visitables, pero si deseas explorar ambas, deberás adquirir entradas por separado. Una te lleva a las estancias privadas del emperador Carlos IV, mientras que la otra te conduce a las habitaciones sagradas y la Capilla de la Santa Cruz. Ambas visitas requieren aproximadamente una hora y media para ser recorridas.

 

4º Región de Vysocina

La región de Vysočina es un apacible refugio natural alejado del ajetreo de Praga. El término Vysočina significa «tierras altas».

Esta región alberga tres sitios designados por la UNESCO, ubicados en las ciudades de Telč, Třebíč y Žďár. Telč es una pequeña ciudad rodeada de lagos y estanques, donde la arquitectura barroca y renacentista es omnipresente. Třebíč destaca por su barrio judío y la basílica, ambos del siglo XIII. Finalmente, Žďár es ideal para practicar senderismo o ciclismo por las colinas de Vysočina.

La opción más recomendable para explorar esta región en un día es alquilar un automóvil. También es posible llegar en tren desde la estación principal de Praga, aunque es probable que solo puedas visitar un sitio por día si optas por este medio de transporte.

 

5º Karlovy Vary

Karlovy Vary es otra popular excursión de un día desde Praga, con autobuses y trenes directos disponibles. Los autobuses requieren solo dos horas de trayecto, pero es recomendable salir temprano. Por otro lado, los trenes tardan tres horas, pero otorgan más flexibilidad en cuanto a horarios.

El principal atractivo de Karlovy Vary son sus aguas termales. El nombre de la ciudad, que significa «baño de Carlos», es un homenaje al emperador Carlos IV, fundador de la ciudad en el siglo XIV. En total, hay 12 fuentes termales, siendo Geyser Collonade – Vridlo una de las pocas que se pueden visitar de manera gratuita. Si deseas disfrutar de un tratamiento de spa durante tu visita, ten en cuenta que la mayoría de hoteles y balnearios requieren una estancia mínima de una semana.

10 viajes fáciles de un día que puedes hacer desde Praga

6º Dresde, Alemania

La frontera con Alemania se encuentra sorprendentemente cerca de Praga. Desde la estación principal de Praga, son menos de dos horas en tren hasta el centro de Dresde. Si deseas explorar otro país y su cultura durante tu viaje a Praga, esta visita es imprescindible.

Una vez allí, puedes explorar el Castillo de Dresde, admirar la elaborada Ópera Semperoper y pasear por los jardines del Palacio Zwinger. En un día soleado, te recomendamos acercarte al río Elba para disfrutar del sol y contemplar la ciudad desde una perspectiva diferente. También hay un divertido tour en barco de vapor por la tarde que incluye todo el café y pastel alemán que puedas desear.

 

7º Cervecería Pilsner Urquell

Para los entusiastas de la cerveza, esta visita es imprescindible. Puedes llegar fácilmente a la ciudad de Pilsen en una excursión de un día desde Praga. El trayecto en tren dura poco más de una hora y media, y desde la estación, son solo diez minutos a pie hasta la cervecería. Asegúrate de reservar tu recorrido con antelación para no perderte uno de los tres recorridos en inglés que se ofrecen cada día. El costo es de alrededor de 200 coronas checas y tiene una duración de unas 2 horas.

Durante el recorrido por la cervecería, conocerás la historia de la empresa y el proceso de elaboración de la cerveza. Tendrás la oportunidad de ver dónde se produce esta famosa cerveza a nivel mundial y, al finalizar, podrás degustar muestras de Pilsner Urquell sin filtrar ni pasteurizar.

 

8º Campo de concentración de Terezín

El campo de concentración de Terezín, a veces conocido por su nombre en alemán, Theresienstadt, es el sitio de un campo de concentración administrado por las SS durante la Segunda Guerra Mundial. Se encuentra en la ciudad de Terezín, que formaba parte de la Checoslovaquia ocupada por los alemanes.

Es un lugar sobrecogedor y sombrío, pero de gran importancia si deseas conocer más sobre la ocupación alemana en esta región durante la Segunda Guerra Mundial y rendir homenaje a las miles de personas que perdieron la vida aquí.

 

9º Tábor

Tábor ofrece a los visitantes una experiencia auténticamente medieval. Puedes optar por tomar el autobús desde Praga, que es la forma más rápida de llegar, o elegir el tren, que, aunque lleva más tiempo, proporciona un viaje más cómodo.

Dirígete al Antiguo Ayuntamiento para aprender acerca de los husitas checos que fundaron la ciudad durante la Edad Media; los guías turísticos afirman que este es el edificio gótico más significativo de la República Checa. Bajo el Ayuntamiento, encontrarás una red de túneles que serpentean por debajo de la plaza principal. Para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad, sube a la cima de la torre de la iglesia.

10 viajes fáciles de un día que puedes hacer desde Praga

10º Olomouc

Olomouc se encuentra en la parte oriental del país y, como muchas ciudades checas, está ubicada junto a un río. Lo que hace a Olomouc verdaderamente único es su posición en lo alto de una antigua fortaleza romana que data del siglo II.

No olvides hacer una parada en el Palacio del Arzobispo, el Museo Arcidiecezni y la plaza principal, que está rodeada de una gran variedad de edificios coloridos.

El trayecto en tren desde la estación principal de Praga demora aproximadamente dos horas y media, lo que lo convierte en otro viaje de un día sencillo desde Praga para agregar a tu itinerario.